Noticias
Volver

Participación notarial en el II Congreso Internacional sobre Derecho de Familia de la Universidad Católica de Valencia

Notarios de la Comunitat se han dado cita en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Valencia para participar en la segunda edición del Congreso Internacional de Derecho de Familia que organiza el Departamento de Derecho Privado de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Económicas y Sociales de la Universidad Católica de Valencia, en colaboración con el Colegio Notarial de Valencia y de la Fundación AEquitas del Consejo General del Notariado.

Vista del Salón de Actos de la Facultad de Derecho en el Congreso Internacional de Derecho de Familia de la Universidad Católica de Valencia
Vista del Salón de Actos de la Facultad de Derecho en el Congreso Internacional de Derecho de Familia de la Universidad Católica de Valencia

 

A lo largo de dos días, expertos juristas y académicos han abordado las dolencias y las propuestas de mejora del Derecho Civil de Familia 130 años después de la aprobación del Código Civil español, de 1889. En este sentido, el colectivo notarial ha intervenido para tratar aspectos tan importantes del derecho de familia como la protección de las personas con discapacidad o el derecho de sucesiones. 

Para analizar las medidas necesarias de autoprotección de las personas con discapacidad, el Congreso contó con la participación del notario y delegado de la Fundación Aequitas en Valencia, Juan Francisco Herrera, que centró su exposición en los poderes preventivos y la autonomía de la voluntad; junto al notario de Valencia y también colaborador de la Fundación Aequitas, Patricio Monzón, que complementó este debate con la explicación sobre el patrimonio protegido y sus impuestos. 

Para Juan Herrera, “las personas discapacitadas no están incapacitadas y tienen plena capacidad de obrar, a nadie se le puede privar de sus derechos”. Así ha comenzado su argumento para indicar lo necesario que es respetar la capacidad de las personas y para ello ha recordado que en todas las notarías de España hay un profesional cualificado “dispuesto a asesorar gratuitamente a las familias sobre cuestiones de discapacidad, ofreciéndoles soluciones bien en el testamento o bien por medio de poderes preventivos que son muchas veces la salvación a muchos problemas”. 

Por su parte, el notario de Valencia, Patricio Monzón, ha analizado en su ponencia la figura del patrimonio protegido, como protección de las personas con discapacidad para garantizarles un futuro cuando sus padres o tutores no estén. Este mecanismo sirve para que los fondos patrimoniales estén vinculados a la satisfacción de las necesidades vitales de las personas con discapacidad. De esta forma, Patricio Monzón explicó las diferentes medidas para favorecer las aportaciones a título gratuito a los patrimonios protegidos reforzando los beneficios fiscales a favor de las personas con discapacidad, teniendo en cuenta el tratamiento fiscal para el contribuyente discapacitado de las aportaciones recibidas, pudiendo aportarse al año al patrimonio protegido 10.000 € por cada aportante y 24.250 € anuales en total. Para finalizar su intervención, Monzón explicó las exenciones fiscales en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones cuando es de padres a hijos hasta 100.000 euros, pero explicó también a los asistentes el coste del traspaso patrimonial con el pago de impuestos como la plusvalía o el incremento en la declaración de la renta cuando se realiza una donación de bienes.

Los notarios estuvieron acompañados en esta mesa redonda por la doctora de la Universidad de Cádiz, Mª Dolores Cervilla; el director del departamento de Procesal de Andersen Tax & Legal en Valencia, Iñaki Planas; y el doctor de la Universidad de Brasil, Nelson Rosevald.

El segundo día del Congreso se centró en el actual Derecho de Sucesiones donde los diferentes operadores jurídicos allí asistentes opinaron sobre la necesidad de un cambio dada la nueva organización familiar que nada tiene que ver con la familia de hace 130 años. Para ello, la última mesa redonda contó con la participación del notario de Valencia y censor primero de la Junta Directiva del Colegio Notarial de Valencia, Ubaldo Nieto; y del notario de La Vall d’Uixó (Castellón), José María Carrau. 

Ubaldo Nieto empezó su discurso indicando que en el ADN de cualquier jurista está el derecho civil o llamado derecho común y más aún en el de un notario “donde el derecho de familia y el derecho de sucesiones está pegado y su vida está pegada a las personas y sus vicisitudes: pactos prematrimoniales, tutelas, poderes, testamentos con la problemática de las legítimas y la desheredación, los pactos sucesorios, bodas y divorcios, problemática de la empresa familiar, entre otros”. En este sentido, el notario José María Carrau, complementó esta exposición explicando las limitaciones todavía existentes en pleno siglo XXI a la libertad de testar y la injusta asignación legitimaria al cónyuge viudo. Tal y como indicó el notario de la Vall d’Uixó: “en el ámbito sucesorio y testamentario está muy extendida la falsa creencia que tienen la mayor parte de las personas casadas con hijos después de otorgar testamento que piensan que lo hacen del uno para el otro, es decir, están convencidos que cuando fallezcan todo su patrimonio hará tránsito a su viudo y posteriormente (no antes) a sus descendientes… y la realidad es bien diferente”. Carrau indicó que realmente la mayoría de los testamentos se realizan con la cláusula llamada “cautela socini” donde se deja al cónyuge viudo el Usufructo Universal y Vitalicio de sus bienes y se nombran herederos a los descendientes de 2/3 de la herencia (1/3 legítima estricta a partes iguales entre los hijos + 1/3 de mejora). Para el notario de la Vall d’Uixó, llama poderosamente la atención el diferente trato que el legislador dispensa al cónyuge cuya legítima es solo el usufructo y debe coexistir con la de los demás herederos forzosos, frente a los descendientes o ascendientes cuya legítima es el pleno dominio. “En la actualidad la legítima de los descendientes supone una cortapisa para poder testar en favor del cónyuge viudo”, concluyó José María Carrau.

En esta ocasión, los notarios estuvieron participando con la doctora de la Universidad de Valencia, María José Reyes; la profesora de la Universidad Católica de Valencia, Beatriz Morera; y el doctor de la Universidad de Alicante, Javier Barceló.

Una vez acabada la última mesa redonda, los asistentes debatieron sobre la justicia o injusticia de las legítimas en la actualidad, siendo la opinión de los más liberales la de la supresión de todo el sistema legitimario actual; y la opción de los más conservadores la de incrementar la legítima del cónyuge viudo, ya sea de forma cuantitativa o bien de forma cualitativa, asignándose el pleno dominio en lugar del usufructo, pero manteniendo parte de las legítimas a los descendientes.





  • Imagenes
You are watching 1 to 9 from 11 records.  
  • 1
  • 2
Next

Voces relacionadas

  • No existen voces relacionadas.